Las estocadas de Lydia

Es una tarde de estas de primavera que apetece pasear por la calle porque hace muy buena temperatura. Entro en una librería para dar un vistazo a las novedades de libros eróticos. Encuentro uno que me gusta y voy al mostrador para pagarlo. Me atiende una joven y guapa rubia muy simpática por cierto. No hablamos de gran cosa. Pero en el momento de entregarme el libro coge una tarjeta de la librería y atrás me apunta: Lydia, un número de móvil y una hora a las ocho.
Como comprenderéis no voy a dejar pasar tal propuesta así que un rato antes de la hora indicada llamo. Me da su dirección y con una voz muy melosa me dice ….. “te espero cariño”. ¡Jolín! Pero si va embaladaaaaa.
Me doy una ducha, me arreglo y voy a su apartamento. Me atiende muy sexy con ropa interior blanca y una sonrisa que le va de lado a lado. Muy maliciosa por cierto ….. Nos besamos y acariciamos un buen rato mientras me voy desnudando poco a poco. Una vez estoy desnudo me lanza a su cama y me tiende boca abajo. Coge de su mesilla un aceite de masaje y me lo extiende por la espalda. Me da un agradable masaje mientras me va besando por todos los lados. Luego continua el masaje pero frotando su cuerpo con el mío con un indescriptible body to body. Al rato me gira. Como ve que estoy bien empalmado continua su masaje con su cuerpo. Pero poco tarda en sentarse sobre mi glande y frotar su almejita con mi polla. Agarra de nuevo el aceite y unta mi polla para que la sensación aumente. A este paso se va a quedar sin poder hacer ninguna ensalada con tanto lubricamiento …..
Se acerca a mis labios para darme un tierno beso y de golpe noto como me da una clavada en toda regla entrando mi polla de golpe y hasta el fondo de una sola estocada. Joeeee vaya inicio. Se para para el tierno beso pero luego me da unas embestidas más. Vuelve a parar para otro beso y luego dale que dale un poco más. La cuestión es que se ha excitado tanto que al poco se sienta sobre mí y le da bien pero en esta ocasión con movimientos adelante y atrás hasta que se pega una corrida encima mío. Se deja caer sobre mí con un tierno abrazo y me besa largamente hasta que se recupera. Y vuelve al ataque. Vaya marcha que tiene en el cuerpo la nena.
Me pide cambiar de posición y se pone para hacer el perrito. Le entro y saco a una velocidad normal para aguantar un poco pero ella enseguida me pide que le de con fuerza y rápido. Tiene agarrada la almohada con las manos y al momento aprieta los puños fuerte y se queda toda tensa para tener un segundo orgasmo. Esta vez pierde la vergüenza y lanza un grito de gusto que me hace que me corra a la vez que ella. Quedamos los dos sudando y tumbados en la cama para descansar.
Nos besamos, nos miramos, nos acariciamos, ….. y no tardo en empalmarme de nuevo. Ella lo siente y se acurruca de lado junto a mí. Para que mi polla vaya cogiendo cuerpo meto la punta del capullo y la saco lentamente, con suavidad. Seguimos besándonos, mirándonos, acariciándonos, ….. ella de vez en cuando hace un gesto de gustito pero mantiene la compostura. Yo a lo mío entrando y saliendo en su bien húmedo chochito. Llega un momento que ella no aguanta más y me abraza. Justo en ese momento que se la entro de nuevo no me deja que entre sólo la punta y me la clava una vez más hasta el fondo y me da una segunda corrida.
Vaya tarde. Al rato me propone darnos una ducha y después la invito a cenar para recuperar fuerzas para una noche que se las promete larga y divertida …..
© Miquel J. Pavón Besalú.
El amor es emoción, el sexo es acción

Related Articles:

Esta entrada fue publicada en 2011, Heterosexual, Masaje, Miquel J. Pavón i Besalú, Multiorgasmo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Las estocadas de Lydia

  1. Pingback: Relatos eróticos XXX | Cuentos X

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>