Las zonas erógenas del hombre

dot Ano: El hombre puede alcanzar un alto grado de excitación con la estimulación anal porque tiene un gran número de terminaciones nerviosas en la zona. Estimular bien el ano de un hombre puede hacer que los orgasmos del hombre sean muy especiales.
dot Próstata (punto G masculino): Una correcta estimulación de la próstata con un masaje anal adecuado puede llevar al hombre a alcanzar un orgasmo muy explosivo. La glándula prostática tiene el tamaño de una nuez y se localiza por debajo de la vejiga frente al recto. Para estimular el punto G masculino hay que encontrarlo en el interior del recto a unos cinco centímetros en el interior y en la zona que se localiza al frente en la zona de la vejiga. Es bueno romper los tabúes de que es practicar sexo como los homosexuales. Muchos hombres descubren que cuando se les estimula la próstata sienten que su erección aumenta de forma considerable y que alcanzan un orgasmo de una manera más placentera. Ver vídeos explicativos sobre la exitación de la próstata o punto G masculino: [Punto G masculino 1] [Punto G masculino 2] [Punto G masculino 3] [Punto G masculino 4] [Punto G masculino 5].
dot Perineo: Es toda la zona que está entre el ano y el escroto. Los masajes en esta zona son muy estimulantes porque se encuentran una gran cantidad de terminaciones nerviosas. Normalmente es una zona a excitar previa al ano o la próstata.
dot Cuello: El cuello se debe besar con chupetones y succiones delicadas, con lamidas veladas y caricias suaves. De vez en cuando hay que darle mordisquitos muy sensuales. Hay que evitar los mordiscos fuertes para que no queden marcas evidentes en esa zona del cuerpo.
dot Oreja: Hay que acariciarla con las yemas de los dedos o los labios húmedos. Con la lengua se puede juguetear para explorar el lóbulo y dar lamidas muy sensuales por la zona de dtrás de la oreja. Es un buen momento para decir en voz baja cosas cariñosas, sensuales y eróticas al oído. También se pueden reproducir gemidos sensuales y mostrar deseo.
dot Espalda: La mejor forma es que el hombre se tumbe boca abajo y acariciarlo suavemente con las yemas de los dedos. Se puede estimular mucho si se araña suavemente formando pequeños círculos. No hay hombre que no le guste recibir lametones con la lengua, ser frotado con los pezones o, incluso, que se pasee la vagina. Una buena idea es usar plumas o pañuelos de seda sobretodo en la zona de la columna vertebral.
dot Cabello: Acarícialo por sorpresa. En el cuero cabelludo las caricias deben ser suaves, relajantes, afectivas, cariñosas, dulces y con movimientos circulares. Una buena posición es que el hombre coloque su cabeza sobre sus piernas de lado o cara arriba para que se puedan deslizar los dedos dando numerosos movimientos circulares.
dot Pechos y tetillas: El pecho para los hombres suele ser una de sus partes preferidas sobretodo si lo tienen muy trabajado a base de horas de gimnasio. La excitación debe ser a base de rozarlo con mordiscos, lametones, pellizcos suaves, caricias y lamidas. La succión es muy excitante para ellos ya que los pezones suelen ser muy erógenos.
dot Ombligo: Es una zona muy sensitiva. Se puede acariciar alrededor del ombligo con movimientos circulares o introduciendo suavemente el dedo en su interior.
dot Abdomen: Suele ser una zona desconocida por muchas mujeres. Es toda la zona localizada entre el ombligo y el pubis. Cuando se acaricia, lame y mordisquea da unas sensaciones muy muy intensas provocando una gran sensación de placer. La mejor forma es recorriendo la zona con la lengua y las yemas de los dedos tanto en vertical como en horizontal.
dot Nalgas y muslos: Las caricias en esta zona siempre son muy bien recibidas. Es conveniente realizar caricias, masajes y ligeros pellizcos. Hay hombres a los que les gusta recibir palmadas suaves. Mordisquear, besar y acariciar la parte interior de los muslos del hombre es una buena forma de preámbulo para el sexo oral.
dot Pene y testículos: Son el punto fuerte y más conocido de las zonas erógenas masculinas. Se tratan extensamente en los artículos sobre sexo oral y masturbación masculina.

Related Articles:

Esta entrada fue publicada en Amor, Anal, Erótico, Fetish, Gay, Heterosexual, Juguetes, Kamasutra, Lésbico, Mamadas, Masaje, Masturbación, Punto G, Videos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Las zonas erógenas del hombre

  1. Pingback: Kamasutra | Trip Sex

  2. Pingback: Diccionario de términos sexuales | Cuentos X

Deja un comentario